William Edward Burghardt Du Bois

William Edward Burghardt Du Bois nació el 23 de febrero de 1868 en Great Barrington, Massachusetts, y murió el 27 de agosto de 1963 en Accra, Ghana. Del lado de su padre, Alfred Du Bois, sus antepasados ​​son protestantes franceses, que emigraron a los Estados Unidos, luego a las Bahamas después de la Revolución Americana. […]

William Edward Burghardt Du Bois

Mar 30, 2021 | Personajes históricos

William Edward Burghardt Du Bois nació el 23 de febrero de 1868 en Great Barrington, Massachusetts, y murió el 27 de agosto de 1963 en Accra, Ghana. Del lado de su padre, Alfred Du Bois, sus antepasados ​​son protestantes franceses, que emigraron a los Estados Unidos, luego a las Bahamas después de la Revolución Americana.

Su bisabuelo era terrateniente, poseía esclavos y tenía dos hijos con uno de sus mulatos. Por el lado materno, Tom Burghardt había sido capturado en África Oriental y esclavizado en Massachusetts, luego liberado por su buen y leal servicio durante la Guerra de Independencia de Estados Unidos.

Du Bois pasó una infancia feliz en Great Barrington, donde los Burghardt (la Rama Blanca y la Rama Negra) son respetados como una de las familias más antiguas de la ciudad. Estudiante brillante, a la edad de catorce años se convirtió en corresponsal ocasional de los periódicos republicanos The Globe y Springfield.

A los quince años terminó sus estudios secundarios: fue el primer estudiante negro en aprobar el examen final de su escuela secundaria. Muerta su madre, obtuvo una beca para estudiar en la Universidad Fisk en Nahsville, Tennessee. Esta Universidad es una de las universidades negras más importantes de Estados Unidos; Du Bois siempre ha querido estudiar en la prestigiosa Harvard, pero su paso por Fisk le da la oportunidad de encontrarse por primera vez en su vida en un entorno predominantemente negro y le abre los ojos a la realidad de la miseria y las frustraciones. negros en el sur.

Después de obtener su BA (BA, 4to año) de Fisk en 1888, fue admitido en la Universidad de Harvard, pero solo como estudiante de tercer año porque Harvard no cree que el nivel de educación brindado en Fisk fuera equivalente al que se requiere de Harvard. estudiantes. Sin embargo, sigue sobresaliendo en todas las materias. Siguió los cursos de William James y Georges Santayana en filosofía, Franck Taussig en economía y Albert Bushnell Art en historia. Siguiendo el consejo de James, decide trabajar en una tesis de historia sobre la supresión de la trata de esclavos. En 1892 obtuvo una beca del Slater Fund para estudiar en Berlín donde realizó cursos de economía, política e historia; tiene la oportunidad de asistir a las conferencias de Max Weber, quien participará en la conferencia anual organizada por Du Bois en 1904 en la Universidad de Atlanta.

Desde Berlín viaja por toda Europa. al final de su tercer semestre en Berlín, su beca no se renueva y no puede terminar su doctorado en Alemania. Por lo tanto, regresó a Harvard en 1894 para completar su tercer ciclo. En 1895, fue la primera persona negra en graduarse de Harvard, con su tesis sobre “la abolición del tratado de esclavos africanos en los Estados Unidos 1638-1870”, que se publicó en 1896 en el primer número de “Harvard Historical” Studies. “, reeditado en 1969 (Nueva York, Shocken).

De 1894 a 1896, enseñó latín, griego, alemán e inglés en la Universidad de Wilberforce en Ohio, luego de ser rechazado por Fisk, la Universidad de Howard, el Instituto Hampton y especialmente el Instituto Tuskegee, la universidad negra más famosa, fundada y dirigida por Booker T. . Washington.

Se casó con Nina Gomer, una estudiante de Wilberforce, y en el mismo año obtuvo un puesto como asistente de sociología en la Universidad de Pensilvania. Tiene un fondo para realizar un estudio sociológico sobre la población negra del Séptimo Distrito de Filadelfia. Las investigaciones culminaron en The Philadelphia Negro, publicado en 1899, una obra notable que utiliza los métodos más modernos de sociología que Du Bois adquirió en particular en Berlín (contextualización, uso de la herramienta estadística, etc.) para informar sobre la situación. de negros en un Sur donde reina la segregación.

Al año siguiente, unió fuerzas con Alexandre Crummell y otros intelectuales negros para fundar The American Negro Academy, el primer instituto negro de artes, letras y ciencias. De 1897 a 1910, fue profesor de economía e historia en la Universidad de Atlanta, donde se convirtió en director de las “Atlanta Conferences”, convenciones anuales diseñadas para establecer datos científicos precisos sobre la vida de las personas negras en los Estados Unidos. Regresó a la Universidad de Atlanta como jefe del departamento de sociología de 1934 a 1944. Tuvo un hijo, Burghard, que murió de disentería a la edad de veinte meses, luego una hija, Yolande, nacida en 1900.

Pero Du Bois no es solo un académico: está firmemente comprometido con la obtención de los derechos civiles para los negros y hace campañas activas para el fin de la segregación. En 1900, se preparó para la primera conferencia panafricana que tuvo lugar en Londres. Fue allí donde pronunció por primera vez su famosa intuición: “El problema del siglo XX es el problema de la línea divisoria”. En 1905, invitó a cincuenta y nueve negros, intelectuales, científicos, académicos, a desarrollar una estrategia común de lucha por el avance de los derechos civiles de los negros.

Los veintinueve miembros presentes el 11 de julio fundaron el movimiento Niágara, precursor de la NAACP (Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color) que fue creada en 1910. Este movimiento birracial lucha contra la exclusión en el empleo y contra la escuela, contra la segregación territorial y contra la práctica del linchamiento. Utiliza la cobertura de los medios, la publicidad y las quejas ante los tribunales. Du Bois fue contratado como director de publicaciones e investigación, pero fue el único negro elegido para la junta directiva.

Es el editor del periódico mensual de la asociación, The Crisis. Su audacia editorial, su intransigencia (critica de manera muy virulenta a la prensa negra) y sus provocaciones (llegando a veces hasta el punto de llamar al odio racial) suscitan polémica incluso dentro de la comunidad negra. En 1912, apoyó la elección de Woodrow Wilson. Durante la Primera Guerra Mundial, Du Bois alentó a los negros a alistarse, como soldados o en industrias de guerra, para ganarse el reconocimiento de los blancos, pero al mismo tiempo denunció la discriminación contra ellos en el ejército, lo que lo lleva a ser amenazado con enjuiciamiento por el Departamento de Justicia.

Du Bois es considerado uno de los padres del panafricanismo (junto con George Padmore) después del Congreso de Manchester en 1945: los dos hombres organizaron conjuntamente la Conferencia Panafricana en Londres en 1901, exigiendo para las colonias “gobiernos responsables” y la respeto por la independencia de Haití, Liberia y Etiopía. En 1919 organizó el primer congreso panafricano y, con la ayuda de Blaise Diagne, miembro senegalés de la Cámara de Diputados de Francia, convenció a Clemenceau de que autorizara la reunión del congreso en París. Asisten 57 delegados de Estados Unidos, Europa, África e Indias Orientales. En 1921 tuvo lugar el segundo Congreso Panafricano, que se celebró sucesivamente en Londres, Bruselas y París; está marcado por las divisiones entre las delegaciones inglesa y americana, por un lado, y belga y francés, por el otro. Los primeros piden políticas de enfrentamiento directo, mientras que los segundos buscan llegar a un compromiso con sus gobiernos. Du Bois presentó resoluciones a la Sociedad de Naciones en Ginebra y pidió a la Oficina Internacional del Trabajo que investigara las condiciones laborales en las colonias.

Renuncia a su cargo de secretario del movimiento panafricano. En 1927 participó en el Congreso Panafricano celebrado en Nueva York y en 1929 en el celebrado en Túnez. En particular, conoció a Kwamé Nkrumah allí. En 1933 comenzó a reevaluar su posición sobre la segregación, volviéndose cada vez más pesimista sobre las posibilidades de integración, en particular debido a las consecuencias de la crisis económica. Se convenció cada vez más del marxismo, especialmente después de su viaje a la Unión Soviética en 1926; imparte un seminario en Atlanta llamado “Marx y el negro”.

Renunció en 1934 a su cargo de editor de publicaciones e investigaciones en la NAACP: fue la culminación de una larga serie de desacuerdos con la NAACP, de los que denunció el giro a la derecha. Sin embargo, en el capítulo de su autobiografía en el que reconsidera sus convicciones políticas, escribe: “No fui, y todavía no soy, comunista. No creo en el dogma de la inevitabilidad de la revolución para reparar los males económicos “. La relación de Du Bois con el socialismo es, como tantas otras cosas, ambigua: no se basa, contrariamente a lo que algunos han dicho, en el culto, sino que forma parte de un enfoque pragmático de la política.

Está convencido de la superioridad moral y política del comunismo sobre el capitalismo, pero ninguno de ellos es capaz por sí solo de superar los prejuicios raciales. Es la promesa del comunismo, mucho más que sus resultados, lo que interesa a Du Bois; es la posibilidad de restaurar una verdadera democracia en los Estados Unidos, luchando contra la opinión demasiado extendida según la cual el estilo de vida estadounidense es coextensivo con la libertad.

En abril de 1950, ayudó a fundar el Centro de Información para la Paz, una organización diseñada para promover la paz internacional y luchar por la prohibición de las armas nucleares, y fue elegido presidente. El movimiento fue teóricamente desmantelado en octubre por negarse a ser registrado oficialmente como “agente del servicio exterior” por el Departamento de Justicia. En 1951 fue acusado en virtud de la Ley MacCarran, una de las muchas legislaciones de la época instituidas para obstaculizar la libertad de expresión: se arriesgó a cinco años de prisión y diez mil dólares en multas. Su esposa Nina murió en Baltimore en 1950.

Luego se casó con la escritora Shirley Graham, a quien conoció en 1920 cuando ella era solo una niña, entonces con quien mantuvo correspondencia durante diez años, para que ella pudiera beneficiarse de los derechos de visita en prisión. Finalmente, gracias al apoyo de diversas organizaciones humanitarias, fue puesto en libertad bajo fianza, y durante el juicio que se desarrolló del 8 al 13 de noviembre el juez resolvió su absolución, alegando que el gobierno no había logrado establecer un vínculo entre los Centro de Información para la Paz y alguna organización extranjera.

En 1950, Du Bois fue nominado como candidato del Partido Laborista Estadounidense para un puesto senatorial en el Senado de Nueva York. Obtiene el 4% de los votos en todo el estado y el 15% en Harlem. Según Du Bois, la solución al “problema negro” es marxista e internacional: debemos entender la represión del pueblo negro en términos de lucha de clases; la liberación solo puede ser global. Su apoyo a las posiciones de extrema izquierda lo aleja cada vez más de la corriente dominante del pensamiento estadounidense negro.

En 1954, sorprendido por la sentencia del Tribunal Supremo de Brown contra Topeka, que por decisión unánime del Tribunal puso fin a la segregación legal en el ámbito escolar, escribió: “He visto suceder lo imposible”. En 1956, escribió un mensaje de apoyo a Martin Luther King Jr. durante el boicot de autobuses en Montgomery. Desde el final de la Segunda Guerra Mundial ha viajado continuamente, aunque ha sufrido frecuentes denegaciones de visado (para asistir al Festival Mundial de la Juventud en Varsovia en 1955, dar conferencias en la República Popular China en 1956 o participar en la Primera Congreso Mundial de Escritores y Artistas Negros en la Sorbona, en París, en 1956): viajó a Jamaica, Trinidad y Cuba en 1947; luego, de 1958 a 1960, en Inglaterra, Francia, Bélgica, Holanda, Suiza, Checoslovaquia, Alemania del Este y la Unión Soviética, donde conoció a Nikita Khrouchtchev; finalmente en China, donde fue recibido por Mao Ze Dong.

En 1961 se unió oficialmente al Partido Comunista Estadounidense y se convirtió en director de la Enciclopedia Africana. El mismo año, por invitación de Nkrumah, emigró con su esposa a Ghana. Cuando su visa expiró en 1963, las autoridades estadounidenses se negaron a renovarla; Du Bois luego renuncia a la nacionalidad estadounidense, solicita y obtiene la nacionalidad ghanesa: allí pudimos ver un fracaso de sus posiciones internacionalistas y la retirada a un afrocentrismo desilusionado, signo de que el “problema negro” no estaba listo. Para ser resuelto en los Estados Unidos. Murió el 27 de agosto de 1963, el día antes de la marcha por los derechos civiles de los negros en Washington, donde Martin Luther King pronunció el famoso discurso “Tengo un sueño”.